Actualizar tus precios o hacer un cambio de los mismos no es una tarea que se deba tomar a la ligera o siguiendo un impulso, ya que podemos perder nuestra posición competitiva.

Es por ello, que lo mejor es estudiar y analizar el momento adecuado teniendo en cuenta varios criterios, entre ellos, saber cómo se están comportando y qué movimientos están realizando mis competidores.

Todos los competidores en general o el competidor más cercano es uno de los elementos que debemos controlar, ya que sus acciones van a repercutir directamente en nuestra posible estrategia o posicionamiento.

Si nuestro principal rival establece precios más bajos o más altos nos colocará automáticamente en una posición que debemos conocer.

El disponer únicamente de la información de manera puntual tampoco nos ayudará si no tenemos los datos frescos y prácticamente en tiempo real como un ejercicio de control diario, ya que una tardía acción en la modificación o estrategia de nuestros precios nos puede costar el perder ventas e incluso cuota de mercado.

 

El tener a un competidor monitorizado nos ayuda en este punto, por varias razones:

  • Conocer su cambio de precio en tiempo real: Con ello podremos establecer y posicionarnos de inmediato sin sacrificar ventas, así como mantener o ganar nuestra posición.
  • Conocer si dispone de stock: Si nuestro competidor cambia sus precios, quizás esté directamente ligado al stock del que dispone y el conocerlo no ayudará también a saber cómo actuar. Incluso si no dispone de stock, ya que podemos tomar ventaja.
  • Saber si se trata de una promoción: Es importante saber si ese cambio de precio viene motivado por una promoción o una oferta.
  • Intuir su precio de compra: Esto nos puede servir para intuir y analizar, no solo como vende un competidor, sino también sus posibles beneficios a la hora de adquirir sus productos, ya que si dispone siempre de gran cantidad de stock y precios bajos es posible que tenga margen de beneficios en sus adquisiciones de productos y esto es importante saberlo.

Es por ello que una herramienta de monitorización siempre nos ayudará a establecer una estrategia y siguiendo un criterio con información real.

Esta estrategia no tiene que ser siempre la de establecer el precio por debajo de mi competidor y es por ello que se tendrá que seguir un planteamiento en relación a su marca, ya sea para ser el más barato o igualarlo, o incluso para hacerlo únicamente en aquellos productos que usted crea convenientes competir.

En el mundo del ecommerce los clientes siempre tienden a comparar alternativas atendiendo a distintos elementos, siendo siempre el precio el más importante, es por ello que no debemos nunca basar una estrategia de precios en algo puntual, ni tampoco basado en la intuición.

Monitoriza a tus competidores y obtén datos fiables en tiempo real, esto te ayudará a conocer tu trayectoria y la de sus rivales, y utiliza este conocimiento para ganar cuota de mercado.

¡Pídenos tu demo gratis!